In English
Enciclopedia de Salud

Poleo

Poleo: Main Image
Nombre científico:
Hedeoma pulegoides, Mentha pulegium

Elementos integrales y áreas de cultivación

Hay dos plantas similares que tienen el mismo nombre común: poleo, una es originaria de Europa (y se conoce por lo tanto como poleo europeo) y la otra de Norteamérica (el llamado poleo americano). Ambas son miembros de la familia de la menta (Lamiaceae) y crecen en las regiones templadas de Europa y América. Las puntas con flores se usan con fines medicinales, pero se debe evitar definitivamente el uso interno del aceite volátil.

Este suplemento se ha utilizado para aliviar los síntomas de las siguientes condiciones:

1 star[1 star] Ansiedad
1 star[1 star] Tos
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Cómo funciona

Como todas las plantas de la familia de la menta, el poleo debe gran parte de su efecto medicinal a la presencia de un aceite volátil cuyo componente principal se conoce como pulegona. En el organismo, la pulegona se convierte en mentofurano. Si se consumen cantidades suficientemente grandes de pulegona, la cantidad de mentofurano producida puede dañar gravemente el hígado y el sistema nervioso. Las pequeñas cantidades del aceite volátil que contiene la planta completa parecen tener un leve efecto calmante y relajante muscular, lo que puede explicar el uso tradicional del poleo para la indigestión, el dolor estomacal y la tos. No existen estudios clínicos modernos que apoyen estas indicaciones, y otras plantas con efectos calmantes sobre el tracto gastrointestinal, como la manzanilla y la yerbabuena, son más seguras que el poleo.

Cómo usarlo

  • Para los adultos (no deben tomarla las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, los niños ni las personas con enfermedad hepática o renal), se puede preparar un té de poleo agregando 1 a 2 cucharaditas (5 a 10 gramos) de la planta a 1 taza (250 ml) de agua hirviendo, y dejándolo reposar durante 10 a 15 minutos. Se pueden beber hasta 2 tazas (500 ml) al día.

  • La tintura de poleo se puede mezclar con una crema para la piel y aplicarse tópicamente como repelente de insectos, aunque no se sabe si es eficaz, ya que no existen estudios científicos al respecto. No se recomienda el uso interno de la tintura ni del aceite volátil.

Efectos secundarios

  • Cuando se usa internamente en las cantidades antes indicadas, el poleo es generalmente seguro, aunque ocasionalmente se puede experimentar malestar intestinal o mareo temporal. La pulegona y sus metabolitos tóxicos, en particular el mentofurano, causan daños hepáticos y nerviosos si se toman en cantidades suficientes.

  • Durante el embarazo, el poleo puede causar la muerte del feto por daño hepático y cerebral, y también puede favorecer las contracciones uterinas y provocar un aborto. Por lo tanto, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia deben evitar absolutamente el uso de poleo en cualquiera de sus formas. El uso tradicional de esta hierba como abortivo ha ocasionado numerosos reportes de toxicidad para el sistema nervioso en mujeres embarazadas.

  • Nadie debe ingerir el aceite volátil de poleo. 

  • Las personas con insuficiencia hepática o renal, y todos los niños, deben evitar el uso del poleo.

  • Los signos y síntomas de toxicidad del poleo son fuertes dolores de estómago, mareo, convulsiones, vómitos, dificultad para caminar y coma. Desde 1905, se han descrito 18 casos de lesiones (con recuperación total en todos los casos) y cuatro muertes relacionadas con el uso de poleo en la literatura medica. La mayoría de las intoxicaciones agudas y muertes reportadas por el uso de poleo han sido casos de mujeres que usaron el aceite en un intento por inducir un aborto.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.