In English
Enciclopedia de Salud

Artritis Reumatoide

También indexado como: AR, Artritis (Reumatoide), Artritis Reumatoide (AR)
Artritis Reumatoide: Main Image

Informacíon sobre esta condición

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica en la que el sistema inmunológico ataca a las articulaciones y a veces otras partes del organismo. Se desconoce la causa de la AR.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
3 stars[3 stars] Aceite de Borraja
3 stars[3 stars] Aceites de Pescado y de Hígado de Bacalao
3 stars[3 stars] Vitamina E
2 stars[2 stars] Aceite de Onagra
2 stars[2 stars] Ácido Pantoténico
2 stars[2 stars] Boswelia
2 stars[2 stars] Cúrcuma
2 stars[2 stars] Dimetilsulfóxido
2 stars[2 stars] Garra del Diablo
2 stars[2 stars] Mejillón Verde
2 stars[2 stars] Miristoleato de Cetilo
2 stars[2 stars] Selenio
2 stars[2 stars] Uña de Gato
2 stars[2 stars] Zinc
1 star[1 star] Bardana
1 star[1 star] Boro
1 star[1 star] Bromelina
1 star[1 star] Clorhidrato de Betaína
1 star[1 star] Cobre
1 star[1 star] Fenilalanina
1 star[1 star] Glucosamina
1 star[1 star] Gobernadora
1 star[1 star] Jengibre
1 star[1 star] Ortiga
1 star[1 star] Picrorhiza
1 star[1 star] Sauce
1 star[1 star] Ulmaria
1 star[1 star] Yuca
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

El síntoma más común de la AR es el dolor articular y la rigidez matutina en las articulaciones. Por lo general se afectan varias articulaciones en ambos lados del cuerpo, en especial las manos, muñecas, rodillas y pies. Las articulaciones afectadas pueden sentirse calientes y estar inflamadas. Las personas con AR pueden tener otros síntomas, incluyendo debilidad, fatiga, pérdida de peso y en ocasiones, fiebre.

Otras terapias

Medicamentos de venta sin receta como aspirin (Bayer®, Ecotrin®, Bufferin®), naproxen (Aleve®) e ibuprofen (Motrin®, Advil®) pueden ayudar a aliviar los dolores leves en la AR.

Entre los medicamentos que requieren receta y que se utilizan más comúnmente para tratar la AR están los anti inflamatorios no esteroideos potentes (NSAIDs), como indometacin (Indocin®), nabumetone (Relafen®), naproxen sodium (Anaprox®, Naprosyn®) y oxaprozin (Daypro®). En pacientes con formas más graves de AR se emplean tratamientos con hydroxychloroquine (Plaquenil®), sulfasalazine (Azulfidine®), corticosteroides orales, penicillamine (Cuprimine®), azatioprine (Imuran®), ciclosporine (Neoral®, Sandimmune®), methotrexato (Rheumatrex®) y cyclophosphamida (Cytoxan®).

En casos de deformidad o incapacidad severa, se recurre a veces al reemplazo quirúrgico de articulaciones.

Sugerencias para una vida saludable

  • Ejercicio: Aunque el ejercicio puede incrementar el dolor al principio, una rutina simple puede ayudar a los pacientes con AR. Muchos médicos recomiendan nadar, ejercicios de estiramiento o caminar.

Suplementos útiles

  • Aceite de borraja (Borago officinalis) (que proporciona 1.4 gramos diarios de AGL): Los aceites que contienen ácido gama linolénico (AGL), un ácido graso omega-6, como el aceite de borraja, el aceite de semillas de grosellas negras y el aceite de onagra, han resultado efectivos en el tratamiento de la AR. Los mayores efectos se lograron con el aceite de borraja. El AGL parece ser efectivo porque se convierte en parte en prostaglandina E1, un compuesto que se conoce por su actividad anti inflamatoria.

  • Aceite de pescado (3 gramos diarios de EPA y ADH; esta cantidad se encuentra generalmente en 10 gramos de aceite de pescado): Muchos estudios doble ciego han mostrado que los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado, llamados EPA y ADH, ayudan a aliviar los síntomas de la AR. Este efecto es resultado de la actividad anti inflamatoria del aceite de pescado. Pueden pasar hasta tres meses antes de que los resultados positivos sean evidentes. Aceite de semillas de linaza. Este aceite es fuente de otra forma de ácido graso omega-3 que al parecer no es efectivo para tratar la AR.

  • Vitamina E (600 UI dos a tres veces al día): Esta dosis es muy elevada y debe tomarse bajo supervisión médica.

  • DMSO (tópico): El DMSO nunca debe tomarse sin la supervisión de un médico.

  • Mejillón verde de Nueva Zelanda (Perna canaliculus): Extracto lípido (210 mg diarios) o polvo liofilizado (1,150 mg diarios) de mejillón verde.

  • Boswelia (Boswellia serrata): 400–800 mg de extracto de resina en cápsulas o comprimidos, tres veces al día.

  • Ají picante (Capsicum frutescens) (Tópico) (Una pomada con entre 0.025 a 0.075% de capsaicina puede aplicarse localmente a las articulaciones de tres a cinco veces al día): Un médico debe supervisar este tratamiento.

  • Garra del diablo (Harpagophytum procumbens): 800 mg de extractos encapsulados o 2 a 4 ml de tintura tres veces al día.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Grasas: Hay pruebas de que las personas con AR consumen más grasa, en particular grasa animal, que quienes no sufren de AR. Sin embargo, al menos cierta cantidad de grasa en la dieta es esencial para el hombre. Estudios preliminares sugieren que el consumo de aceite de oliva, rico en ácido oleico, puede reducir el riesgo de desarrollar artritis reumatoide.

  • Dieta vegetariana: Se ha visto que las dietas vegetarianas estrictas y muy bajas en grasas pueden ser benéficas para pacientes con AR.

  • Ayuno: Se ha visto que ayunar produce una mejoría en los síntomas de la AR, pero la mayoría de los pacientes recayó cuando volvió a dárseles una dieta omnívora. Cuando el ayuno se siguió con 12 meses de dieta vegetariana, los beneficios parecieron persistir.

  • Evitar los alergenos alimentarios: La AR podría estar ligada a alergias e hipersensibilidad alimentaria. En muchas personas, la AR empeora cuando consumen alimentos a los que son alérgicas o hipersensibles, y los síntomas mejoran cuando se evitan estos alimentos. Investigadores ingleses sugieren que un tercio de las personas con AR pueden controlar la enfermedad por completo eliminando los alergenos. Descubrir y eliminar los alimentos que pueden iniciar los síntomas es tarea de un médico.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2021.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.