In English
Enciclopedia de Salud

Anemia por Deficiencia de Hierro

También indexado como: Anemia (Deficiencia de Hierro), Anemia Ferropénica, Bajo en Hierro, Con Deficiencia de Hierro, Deficiencia de Hierro
Anemia por Deficiencia de Hierro: Main Image

Informacíon sobre esta condición

La anemia es una reducción en el número de glóbulos rojos de la sangre, en la cantidad de hemoglobina en la sangre (la hemoglobina es el pigmento de los glóbulos rojos que contiene hierro y que lleva el oxígeno de los pulmones a los tejidos) y en otro índice relacionado llamado hematocrito (el volumen de los glóbulos rojos después de centrifugarlos). Los tres valores se miden en una citología hemática o hemograma completo, que también se conoce como CBC. La anemia por deficiencia de hierro puede distinguirse de la mayoría de las demás formas de anemia porque hace que los glóbulos rojos se tornen anormalmente pequeños y pálidos, algo que puede observarse fácilmente en una muestra de sangre bajo el microscopio.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
3 stars[3 stars] Extractos de Hígado
3 stars[3 stars] Hierro
3 stars[3 stars] Hierro (Depresión)
3 stars[3 stars] Hierro (Menorragia)
2 stars[2 stars] Hierro (Rendimiento Atlético)
2 stars[2 stars] Hierro (Déficit de Atención con Hiperactividad)
2 stars[2 stars] Hierro
2 stars[2 stars] Hierro (Enfermedad Celiaca)
2 stars[2 stars] Hierro (Síndrome de Piernas Inquietas)
2 stars[2 stars] Hierro (Fuegos)
2 stars[2 stars] Taurina
1 star[1 star] Hierro (Infertilidad Femenina)
1 star[1 star] Hierro (Dermatitis Herpetiforme)
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

Algunos síntomas comunes de la anemia incluyen fatiga, letargo, debilidad, falta de concentración y deterioro de la función inmunológica. En la anemia por deficiencia de hierro, la fatiga se presenta, además, porque el hierro es necesario para producir las cantidades adecuadas de ATP, la fuente de energía que utiliza el cuerpo. Esta fatiga por lo general se inicia mucho antes de que la persona se vuelva anémica. Dicho de otro modo, el que no haya anemia no excluye una deficiencia de hierro en las personas cansadas. Otro síntoma de la anemia, llamado pica, es el deseo de comer cosas poco comunes, como hielo, barro, cartón, pintura o almidón. En casos avanzados, la anemia puede producir mareos, dolores de cabeza, zumbido en los oídos (tinitus), irritabilidad, palidez, sensaciones desagradables en las piernas con la urgencia incontrolable de moverlas (síndrome de piernas inquietas) y falta de aliento fácil.

Otras terapias

Los tratamientos que pueden adquirirse sin receta se concentran en reponer el hierro. Las formas más comunes de hierro incluyen ferrous sulfate (Feosol®, Fer-In-Sol®, Slow Fe®), ferrous fumarate (Femiron®, Feostat®), ferrous gluconate (Fergon®) y polysaccharide-iron complex (Niferex®, Nu-Iron®).

El hierro inyectable (InFeD®, DexFerrum®) está disponible sólo con receta médica, y puede administrarse a quienes no toleran las presentaciones orales.

Suplementos útiles

  • Precaución: Las personas a quienes no se les haya diagnosticado una deficiencia de hierro no deben tomar estos suplementos, porque tomar hierro cuando no se necesita no tiene efectos benéficos y puede provocar daños. Los suplementos de hierro para adultos son la causa más común de intoxicación mortal en niños. Mantenga los suplementos que contienen hierro fuera del alcance de los niños.

  • Hierro: Las personas a quienes no se ha diagnosticado una deficiencia de hierro no deben tomar suplementos de hierro. Tomar hierro cuando no se necesita no tiene efectos benéficos y puede provocar daños. Si un médico diagnostica una deficiencia de hierro, entonces es esencial el uso de suplementos de hierro. Además de tratar la causa siempre que sea posible (evitar el uso de aspirin, atender una úlcera que sangra, etc.), los suplementos de hierro son la manera principal de curar una anemia por deficiencia de hierro.

    El nivel común para un adulto es de 100 mg diarios, aunque algunos médicos emplean cantidades mayores. Las personas con deficiencia de hierro por lo general necesitan tomar el suplemento entre seis meses y un año, hasta que las pruebas de sangre (ferritina en suero) se encuentren dentro del rango normal. Sin embargo, los síntomas de la deficiencia de hierro deben desaparecer mucho antes.

    Aun después de tomar el suficiente hierro para corregir la deficiencia, algunas personas con deficiencia recurrente de hierro, en particular algunas mujeres premenopáusicas, tienen que seguir tomando pequeñas dosis de suplemento, como los 18 mg presentes en muchos productos multivitamínicos con minerales. Un médico debe determinar si es aconsejable o no el uso continuo de un suplemento de hierro.

  • Extractos de hígado: Los extractos de hígado de res son una rica fuente natural de muchas vitaminas y minerales, como el hierro. Los extractos de hígado proporcionan la forma de hierro que mejor se absorbe, el hierro heme, y otros nutrientes esenciales para la constitución de la sangre, incluyendo vitamina B12 y ácido fólico. Los extractos de hígado pueden contener entre 3 y 4 mg de hierro heme por gramo.

  • Vitamina A (10,000 UI diarias): Se ha informado que tomar vitamina A y hierro juntos ayuda a recuperarse de una deficiencia de hierro con más efectividad que sólo los suplementos de hierro.

  • Vitamina C (500 mg diarios, tomados junto con los suplementos de hierro): La vitamina C aumenta la absorción del hierro.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Dieta rica en hierro: Aunque la deficiencia de hierro no suele deberse únicamente a una falta de este elemento en la dieta, con frecuencia es parte del problema, de modo que es importante asegurar un suministro adecuado. El hierro heme se encuentra en la carne, el pollo y el pescado. El hierro no heme también se encuentra en estos alimentos, igual que los frutos secos, la melaza, las hortalizas de hoja verde, el vino y los suplementos de hierro. Los alimentos ácidos (como las salsas de tomate) cocinados en recipientes de hierro también pueden proporcionar una cantidad adicional de este metal, pero no es un método muy recomendable para recuperar las reservas de hierro.

  • Dieta vegetariana: Los vegetarianos consumen menos hierro que los no vegetarianos, y el hierro que consumen es un poco menos fácil de absorber. Como resultado, los vegetarianos tienen más probabilidades de contar con menores reservas de hierro. Los vegetarianos pueden incrementar su consumo de hierro comiendo más alimentos que lo contengan (ver arriba) o, en algunos casos, con suplementos.

  • Reducir el consumo de café: El café interfiere con la absorción de hierro. Sin embargo, un consumo moderado de café (4 tazas al día) podría no incrementar el riesgo de anemia por deficiencia de hierro si la dieta contiene cantidades adecuadas de hierro y vitamina C.

  • Evitar el té negro: El té negro contiene taninos, potentes inhibidores de la absorción de hierro no heme.

  • Consumir fibra por separado de los suplementos de hierro: Los alimentos ricos en fibra de salvado por lo general son muy saludables, pero pueden reducir la absorción de hierro si se toman en la misma comida. Por lo tanto, las personas que tienen que tomar suplementos de hierro deben evitar hacerlo al mismo tiempo que consumen alimentos con alto contenido de fibra.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2021.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.