In English
Enciclopedia de Salud

Hepatitis

También indexado como: Hepatitis (Viral Aguda), Hepatitis B, Hepatitis C, Hepatitis Viral, Hepatitis Viral Crónica, Hígado (Hepatitis), Hígado (Inflamación), Inflamación (Hígado), Virus de la Hepatitis B
Hepatitis: Main Image

Informacíon sobre esta condición

La hepatitis es una enfermedad del hígado que puede ser resultado del prolongado abuso del alcohol, infecciones o de la exposición a diversas sustancias químicas y medicamentos. Dado que la hepatitis es potencialmente muy peligrosa, su tratamiento debe llevarlo a cabo un profesional de la salud.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
3 stars[3 stars] Flavonoides
2 stars[2 stars] Betaína (Trimetilglicina)
2 stars[2 stars] Cardo Mariano
2 stars[2 stars] Chancapiedra
2 stars[2 stars] Extractos de Timo
2 stars[2 stars] S-Adenosilmetionina
2 stars[2 stars] Vitamina B1
2 stars[2 stars] Vitamina B12
2 stars[2 stars] Zinc
1 star[1 star] Ácido Alfa Lipoico
1 star[1 star] Andrographis
1 star[1 star] Arroz de Levadura Roja
1 star[1 star] Astrágalo
1 star[1 star] Chizandra
1 star[1 star] Escutelaria Asiática
1 star[1 star] Lecitina/ Fosfatidilcolina
1 star[1 star] Picrorhiza
1 star[1 star] Proteína del Suero de la Leche
1 star[1 star] Reishi
1 star[1 star] Selenio
1 star[1 star] Shiitake
1 star[1 star] Vitamina C
1 star[1 star] Vitamina D
1 star[1 star] Vitamina E
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

La hepatitis viral aguda va desde un padecimiento leve, similar a una gripe, hasta una infección abrumadora que produce insuficiencia hepática y la muerte. La fase inicial se caracteriza por pérdida del apetito, malestar, náusea, vómito y fiebre. Los signos incluyen oscurecimiento de la orina e ictericia (la piel y la parte blanca del ojo se ponen amarillas). La hepatitis crónica puede ser asintomática o puede manifestarse como malestar, fatiga, pérdida del apetito y fiebre ligera.

Otras terapias

La terapia para la hepatitis crónica de tipos B y C está evolucionando y puede incluir interferon (PEG-Intron®, Roferon-A®, Intron A®, Infergen®), el antiviral ribavirin (Rebetrol®) y medicamentos inmunomoduladores. La hepatitis autoinmune por lo general se trata con corticosteroides, como prednisone (Deltasone®).

La hepatitis aguda por lo general sana sin necesidad de medicamentos. El tratamiento de la hepatitis crónica incluye dejar de consumir los agentes que provocan la enfermedad, como el alcohol. En las etapas finales de ciertos tipos de hepatitis (por lo general no es el caso de la hepatitis B), puede requerirse un transplante de hígado para evitar un desenlace mortal.

Sugerencias para una vida saludable

  • Evitar el alcohol

  • Medicamentos con o sin receta: Hay muchos medicamentos de venta con receta que pueden, en raros casos, provocar hepatitis, lo mismo que las grandes cantidades de niacina o niacinamida (formas de vitamina B3). Tomar un exceso de acetaminophen o de otros analgésicos puede dañar al hígado, de modo que debe evitarse el consumo excesivo de este tipo de medicamentos. Las personas con hepatitis deben preguntar a su médico si algún medicamento que vayan a tomar puede poner en riesgo su hígado.

  • Buena higiene: En el caso de la hepatitis infecciosa (viral), es necesaria una buena higiene para evitar contagiar a otros la infección. El virus de la hepatitis A puede extenderse fácilmente a través de la comida que manejan personas infectadas; por tanto, las personas con hepatitis A deben lavarse muy bien las manos después de ir al baño y no deben manejar alimentos en su trabajo. Los virus de la hepatitis B y C se transmiten por contacto sexual o por la sangre.

Suplementos útiles

  • Flavonoides (catechina) (De 500 a 750 mg tres veces al día; usarse bajo supervisión médica): En algunos estudios, aunque no en todos, la catechina fue benéfica para pacientes con hepatitis viral aguda, lo mismo que para pacientes con hepatitis crónica. La cantidad típica que se utilizó en las pruebas exitosas fue de 500 a 750 mg tres veces al día. Aunque la catechina se encuentra en varias plantas, ninguna contiene los niveles suficientes para alcanzar la dosis usada en los estudios; por ello es necesario emplear suplementos de catechina. Debido a sus efectos secundarios, raros pero posibles, la catechina sólo debe usarse bajo supervisión médica.

  • Extractos de timo: 200 mg tres veces al día de extractos sin procesar, o 40 mg tres veces al día de proteínas purificadas.

  • S-adenosilmetionina (SAMe) (1,600 mg al día orales u 800 mg al día intravenosos): Se ha observado que la SAMe ayuda a aliviar el flujo de bilis bloqueado (colestasis), una complicación común en la hepatitis crónica.

  • Bupleurum: Pruebas preliminares han mostrado que la fórmula sho-saiko-to que contiene bupleurum puede ayudar a reducir los síntomas y los niveles de enzimas hepáticas en sangre tanto en niños como en adultos con hepatitis viral crónica activa. La cantidad de sho-saiko-to que se utiliza generalmente es de 2.5 gramos tres veces al día. El sho-saiko-to no debe usarse junto con una terapia de interferon, ya que puede incrementar el riesgo de neumonitis, una inflamación potencialmente peligrosa de los pulmones. 

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra) (intravenoso): Uno de los componentes activos del regaliz, el glycyrrhizin, se emplea comúnmente en Japón como terapia inyectada para las hepatitis B y C. En pruebas de laboratorio, el glycyrrhizin también bloqueó al virus de la hepatitis A. No se sabe si el extracto de regaliz oral, rico en glycyrrhizin, sea efectivo contra la hepatitis. Dado que el glycyrrhizin puede provocar presión alta y otros problemas, sólo debe tomarse cuando se lo recomiende un profesional de la salud.

  • Cardo mariano (Silybum marianum) (que proporcione 420 mg de silimarin diarios): El silimarin, el flavonoide que se extrae del cardo mariano, se ha estudiado como terapia para tratar todo tipo de enfermedades hepáticas. Para la hepatitis aguda, los estudios doble ciego han arrojado resultados contradictorios. Se informó que un preparado de silimarin combinado con fosfatidilcolina ayudó a pacientes con hepatitis viral crónica.

  • Peonía: Los estudios preliminares demostraron que la raíz de peonía roja es útil (para reducir los niveles de enzimas hepáticas o los síntomas o ambos) en personas con hepatitis viral.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2022.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2022.