In English
Enciclopedia de Salud

Gota

También indexado como: Artritis (Gota)
Gota: Main Image

Informacíon sobre esta condición

La gota es una forma de artritis que se presenta cuando se acumulan en una articulación cristales de ácido úrico, lo que causa dolor e inflamación repentinos.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
2 stars[2 stars] Vitamina C
1 star[1 star] Quercetina
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

El dolor de la gota puede presentarse repentinamente y a menudo es muy intenso. La articulación afectada por lo general está roja, hinchada y muy dolorosa al tacto. También puede presentarse fiebre baja.

Otras terapias

Los analgésicos de venta sin receta como aspirin (Bayer®, Ecotrin®, Bufferin®), ibuprofen (Motrin®, Advil®) y naproxen (Aleve®) pueden dar alivio temporal al dolor.

Los ataques agudos de gota por lo general se tratan con el medicamento de venta con receta colchicine más anti inflamatorios no esteroideos (NSAIDs) como indomethacin (Indocin®) y naproxen sodium (Anaprox®). En ocasiones pueden emplearse corticosteroides como prednisone (Deltasone®) para tratar la inflamación.

A los pacientes con gota se les recomienda con frecuencia allopurinol (Zyloprim®), para prevenir futuros ataques agudos. También se usan probenecid (Benemid®) y sulfinpyrazone (Anturane®), aunque con menos frecuencia.

Los profesionales de la salud recomiendan dar reposo a la articulación afectada durante los ataques agudos de gota.

Sugerencias para una vida saludable

  • Pérdida de peso: Las personas con sobrepeso están en mayor riesgo de desarrollar gota. La pérdida de peso no debe ser rápida, porque la restricción de calorías incrementa temporalmente los niveles de ácido úrico.

  • Presión alta: Las personas que sufren presión alta están en mayor riesgo de presentar gota.

Suplementos útiles

  • Ácido fólico (Hasta 80 mg diarios): Algunos estudios indican que un suplemento de ácido fólico en grandes cantidades puede reducir los niveles de ácido úrico; otras investigaciones no han logrado confirmar la efectividad del ácido fólico para este propósito.

  • Vitamina C (Iniciar con menos de 4 gramos al día y aumentar la dosis gradualmente): En un pequeño estudio, los pacientes que tomaron 4 gramos de vitamina C (pero no cantidades menores) tuvieron un incremento en la excreción urinaria de ácido úrico en cuestión de horas; quienes tomaron 8 gramos al día durante varios días tuvieron una reducción de los niveles de ácido úrico en sangre. Así, un suplemento de vitamina C podría, en teoría, reducir el riesgo de los ataques de gota. Sin embargo, los autores de este estudio advirtieron que tomar grandes cantidades de vitamina C también puede disparar un ataque agudo de gota al cambiar abruptamente los niveles de ácido úrico del cuerpo.

  • Quercetina (De 150 a 250 mg tres veces al día [tomados entre comidas]): Este flavonoide inhibe a la enzima xantina oxidasa, que controla el ritmo de la síntesis de ácido úrico. La quercetina también ha demostrado efectos anti inflamatorios en los estudios de laboratorio. Sin embargo, existe la duda de si un suplemento de quercetina oral puede producir en el cuerpo concentraciones lo bastante altas de quercetina para lograr estos efectos. Es necesario realizar estudios en humanos para confirmar el potencial benéfico de la quercetina en la gota.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Restringir las purinas: Los alimentos ricos en los compuestos llamados purinas elevan el ácido úrico en el cuerpo. Restringir el consumo de purinas puede ayudar a controlar los niveles de ácido úrico, lo que, a su vez, reduce el riesgo de ataques en personas susceptibles a la gota. Los alimentos ricos en purinas son por lo general ricos en proteínas, como mollejas, anchoas, macarela, sardina, pollo, frijoles secos y guisantes, hígado y otras vísceras, arenques, moluscos bivalvos, carnes rojas y pavo.

  • Evitar el alcohol: Limitar el consumo de alcohol, en particular de la cerveza, a una copa al día o menos puede reducir el número de ataques de gota.

  • Evitar el azúcar: Los azúcares refinados, incluyendo la sucrosa y la fructosa, deben restringirse porque elevan los niveles de ácido úrico.

  • Cerezas y jugo de cereza: Según un estudio de 1950 en 12 individuos con gota, consumir media libra (unos 225 gramos) de cerezas o la cantidad equivalente de jugo de cereza previno los ataques de gota. Las cerezas negras, las amarillas dulces y las rojas ácidas fueron todas efectivas. Desde ese estudio, se ha informado anecdóticamente que el jugo de cereza fue un tratamiento efectivo para el dolor y la inflamación de la gota en muchos casos. El ingrediente activo del jugo de cereza se desconoce.

  • Evitar la levadura nutricional y la levadura de cerveza: Estos alimentos pueden elevar los niveles de ácido úrico.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2021.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.