In English
Enciclopedia de Salud

Herpes Bucal

También indexado como: Herpes Labial, Herpes Simple, Herpes Simple 1 (Herpes Bucal), Virus del Herpes Simple 1
Herpes Bucal: Main Image

Informacíon sobre esta condición

El herpes bucal o labial son ampollas dolorosas, llenas de líquido, que se forman en los bordes de los labios y que son provocadas por un virus del herpes, por lo general el virus del herpes simple 1.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
3 stars[3 stars] Citronela
3 stars[3 stars] Lisina
2 stars[2 stars] Hamamelis
2 stars[2 stars] Vitamina E
2 stars[2 stars] Zinc
1 star[1 star] Ácido Bórico
1 star[1 star] Equinácea
1 star[1 star] Gobernadora
1 star[1 star] Hipérico
1 star[1 star] Mirra
1 star[1 star] Sello de Oro
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

El herpes bucal puede presentarse con los resfriados, la fiebre, la exposición excesiva a la luz o la menstruación, lo mismo que durante periodos de estrés o enfermedad. Las lesiones por lo general desaparecen en un par de semanas. Al principio puede presentarse una sensación de hormigueo o picazón donde aparecerán las vesículas, incluso antes de que sean visibles (lo que se conoce como pródomos); posteriormente las ampollas supuran un líquido transparente y forman una costra. Si la infección se transmite a los ojos, puede provocar ceguera.

Otras terapias

Los agentes tópicos que se venden sin receta incluyen docosanol (Abreva®) y allantoin (Herpecin-L®), además de combinaciones de camphor y phenol (Campho-Phenique®); pueden ayudar a aliviar el dolor y favorecer la curación de las lesiones. Los analgésicos como aspirin (Bayer®, Ecotrin®, Bufferin®), ibuprofen (Motrin®, Advil®) y acetaminophen (Tylenol®) pueden aliviar el dolor.

Los medicamentos antivirales bajo receta médica, como acyclovir tópico (Zovirax®), pencyclovir tópico (Denavir®) o acyclovir oral (Zovirax®), pueden reducir la duración de las lesiones.

Suplementos útiles

  • Lisina (De 1 a 3 gramos al día durante la etapa de "pródromos" [los primeros síntomas] y aparición; de 500 a 1,000 mg diarios para prevenir la recurrencia): Se ha observado que este aminoácido reduce la tasa de recurrencia de las infecciones por herpes simple, y puede acelerar la recuperación si se toma cuando aparecen los primeros signos de un ataque.

  • Vitamina C y flavonoides: 200 mg de vitamina C más 200 mg de flavonoides, cada uno tomado de tres a cinco veces al día.

  • Sulfato de zinc (tópico): El óxido de zinc, la única forma de zinc disponible comercialmente para aplicación tópica, probablemente no sea efectivo para tratar el herpes simple. Pueden obtenerse otras formas de zinc tópico con receta, en una farmacia que prepare medicamentos. Sin embargo, debido a que una concentración excesiva de zinc puede causar irritación en la piel, el zinc tópico sólo debe usarse bajo la supervisión de un médico con experiencia en el uso de esta sustancia.

  • Vitamina E en aceite: Sature un algodón y aplíquelo a la lesión, sin retirarlo durante 15 minutos.

  • Citronela (Melissa officinalis): Pomada de citronela aplicada dos a cuatro veces al día, durante cinco a diez días.

  • Hamamelis (tópico): Se aplica como pomada tópica con un 2% de extracto de corteza de hamamelis, seis veces al día, durante tres a ocho días.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Lisina: Consumir alimentos ricos en lisina, como el yogur bajo en grasa y otros productos lácteos descremados.

  • Arginina: Evitar alimentos ricos en arginina, como las nueces, los cacahuates y el chocolate.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2022.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2022.