In English
Enciclopedia de Salud

Síndrome de fatiga crónica

También indexado como: Fatiga (Crónica), Fatiga Crónica, SFC, SFCID
Síndrome de fatiga crónica: Main Image

Informacíon sobre esta condición

El síndrome de fatiga crónica es una fatiga incapacitante que dura más de seis meses y que reduce la actividad normal a menos de la mitad. Es un padecimiento mal comprendido que afecta a varios sistemas del organismo. No se ha identificado una causa única para este padecimiento, por lo cual se diagnostica por sus síntomas y por un proceso de eliminación de otras enfermedades que provocan fatiga.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
2 stars[2 stars] Hierro
2 stars[2 stars] L-Carnitina
2 stars[2 stars] Magnesio
2 stars[2 stars] Nicotinamida Adenín Dinucleótido
2 stars[2 stars] Vitamina B12
1 star[1 star] Aceites de Pescado y de Hígado de Bacalao
1 star[1 star] Dehidroepiandrosterona
1 star[1 star] Eleutero
1 star[1 star] Ginseng Asiático
1 star[1 star] Regaliz
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

Además de fatiga, puede presentarse dolor muscular, dolor articular que no está asociado con enrojecimiento ni hinchazón, pérdidas de la memoria de corto plazo e incapacidad para concentrarse. Algunas personas con el síndrome de fatiga crónica pueden experimentar dificultad para dormir, ganglios linfáticos inflamados o fiebre ligera.

Otras terapias

Algunos medicamentos de venta con receta como ansiolíticos (benzodiazepines), antidepresivos, hydrocortisone (Cortef®) y analgésicos pueden ser de utilidad.

Algunos profesionales de la salud recomiendan una combinación de cambios en el estilo de vida (ejercicios aeróbicos, una dieta saludable y una reducción en los niveles de estrés), terapia de luz y apoyo psicológico.

Sugerencias para una vida saludable

  • Ejercicio: Muchos pacientes informan que se sienten mejor después de iniciar un programa de ejercicio moderado. Sin embargo, la mayor parte de las personas con este problema son sensibles al exceso de ejercicio, que puede empeorar la fatiga y el desempeño mental. El ejercicio debe iniciarse gradualmente, con esfuerzos pequeños (por ejemplo media hora de caminata unas cuantas veces a la semana).

Opciones holísticas

  • Terapia de comportamiento: Técnicas para manejar el estrés.

Suplementos útiles

  • Aspartato de potasio-aspartato de magnesio (en combinación): 1 gramo dos veces al día.

  • Vitamina B12: De 2,500 a 5,000 µg inyectados cada dos o tres días.

  • L-carnitina: 1 gramo tres veces al día durante ocho semanas.

  • NADH (nicotinamide adenine dinucleotide): 10 mg al día durante cuatro semanas.

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra): 2.5 gramos de raíz de regaliz diarios, durante seis a ocho semanas.

  • Ginseng asiático (Panax ginseng) y Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus): Puede tomarse alguna de estas hierbas entre seis y ocho semanas, después de suspender el uso del regaliz.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Mantener un consumo adecuado de sal: Algunos médicos creen que las personas con síndrome de fatiga crónica pueden padecer de presión baja, por lo que no deben limitar demasiado su consumo de sal. En pacientes con este problema que tienen una forma de presión baja que se presenta por los cambios de posición (hipotensión ortostática), se ha informado que aumentar el consumo de sal ha resultado benéfico. Las personas con síndrome de fatiga crónica que estén considerando aumentar su consumo de sal deben consultar a un profesional de la salud antes de realizar este cambio.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2022.

Copyright © 2022 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2022.