In English
Enciclopedia de Salud

Asma

También indexado como: Asma Bronquial, Asmático
Asma: Main Image

Informacíon sobre esta condición

El asma es un trastorno pulmonar en el que se producen espasmos e inflamación de los bronquios, lo que restringe el flujo de aire que entra y sale de los pulmones.

Suplementos útiles

  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.
2 stars[2 stars] Aceites de Pescado y de Hígado de Bacalao
2 stars[2 stars] Beta Caroteno
2 stars[2 stars] Boswelia
2 stars[2 stars] Hoja de Hiedra
2 stars[2 stars] Licopeno
2 stars[2 stars] Magnesio
2 stars[2 stars] Mejillón Verde
2 stars[2 stars] Picrorhiza
2 stars[2 stars] Selenio
2 stars[2 stars] Tylophora
2 stars[2 stars] Vitamina B6
2 stars[2 stars] Vitamina C
2 stars[2 stars] Vitamina D
1 star[1 star] Altea
1 star[1 star] Bromelina
1 star[1 star] Clorhidrato de Betaína
1 star[1 star] Colues
1 star[1 star] Énula Campana
1 star[1 star] Extractos de Timo
1 star[1 star] Ginkgo
1 star[1 star] Gordolobo
1 star[1 star] Hisopo
1 star[1 star] L-Carnitina
1 star[1 star] Molibdeno
1 star[1 star] Quercetina
1 star[1 star] Regaliz
1 star[1 star] Tabaco Hindú
1 star[1 star] Vitamina B12
  • Datos científicos fiables y relativamente consistentes que le muestran un benificio considerable a la salud.
  • Estudios contradictorios, insuficientes o preliminarios que meramente le sugieren o que le benifician poco a la salud.
  • Para el uso de hierbas con entre muy poca hasta ninguna aprobación científica, pero apoyado por uso tradicional.

Síntomas

Un ataque de asma por lo general comienza repentinamente, con dificultad para respirar, tos o falta de aire. Sin embargo, también puede aparecer de manera insidiosa, con manifestaciones de dificultad respiratoria que aumentan poco a poco. Es común la sensación de presión en el pecho.

Otras terapias

Los tratamientos que pueden adquirirse sin receta incluyen expectorantes orales combinados con ephedrine (Primatene Tablets®) e inhaladores con epinephrine (Primatene Mist®).

Por lo general se emplean varios tipos de medicamentos que se venden con receta para el alivio inmediato de los síntomas y para el control a largo plazo. Para el tratamiento de ataques agudos de asma se utilizan agonistas beta-adrenérgicos inhalados como albuterol (Proventil®, Ventolin®), salmeterol (Serevent®) y metaproterenol (Alupent®). Medicamentos como theophylline oral (Slo-Bid®, Theolair®, Theo-Dur®) y los corticoesteroides orales, tales como prednisone (Deltasone®) y prednisolone (Prelone®,Pediapred®), pueden usarse tanto para la prevención como para el alivio de los síntomas agudos. El control a largo plazo se logra principalmente con el uso de corticoesteroides inhalados y antagonistas de los receptores de leucotrienos orales. Entre los corticoesteroides que se prescribe comúnmente están fluticasone (Flovent®), triamcinolone (Azmacort®), budesonide (Pulmicort®) y flunisolide (AeroBid®). Los antagonistas de los receptores de leucotrienos orales incluyen el zafirlukast (Accolate®) y el montelukast (Singulair®). El Cromolyn sodium (Intal®), un flavonoide sintético, también se utiliza en tratamientos a largo plazo para la prevención del asma bronquial. Aunque los fármacos anticolinérgicos como la atropina se usan con menos frecuencia, actualmente se está utilizando un medicamento relacionado químicamente con ellos, el ipratropium bromide (Atrovent®), para tratamientos a largo plazo.

El manejo médico del asma incluye controlar los factores ambientales que pueden iniciar un ataque (escamas secas de animales, ácaros del polvo, mohos y polen del aire y algunos alimentos).

Opciones holísticas

  • Aire ionizado

  • Buteyko: Conjunto de técnicas de respiración.

  • Acupuntura

Suplementos útiles

  • Vitamina B6: Aunque la investigación no arroja resultados uniformes, algunos estudios sugieren que los suplementos de vitamina B6, en dosis de 100 a 200 mg al día, podrían ser benéficos.

  • Selenio: Investigaciones preliminares sugieren que una dosis de apenas 45 µg al día de selenio podría ayudar a las personas con asma, aunque la mayor parte de los médicos recomienda una dosis de 200 µg al día.

  • Licopeno: Antioxidante relacionado con el beta caroteno y que se encuentra en los tomates; el licopeno ayuda a reducir los síntomas del asma causados por el ejercicio. En un estudio doble ciego, más de la mitad de las personas con asma inducida por el ejercicio mostraron una reducción en sus síntomas después de tomar 30 mg al día de licopeno en cápsulas durante una semana, en comparación con el grupo que tomó placebo.

  • Aceite de pescado: Hay pruebas de que los niños que comen pescados grasos puede tener un menor riesgo de presentar asma. En un estudio doble ciego, los niños que recibieron 300 mg diarios de aceite de pescado (con 84 mg de EPA y 36 mg de ADH) experimentaron una mejora notable en los síntomas de asma. Cabe destacar que estos beneficios se obtuvieron en circunstancias en las que se evitó estrictamente la exposición a los alergenos alimentarios y del medio ambiente. Aunque las pruebas que sustentan el uso del aceite de pescado son un tanto contradictorias, comer más pescado y tomar un suplemento de aceite de pescado puede valer la pena, en especial en niños que padecen de asma.

  • Advertencia: La efedra sólo debe tomarse bajo supervisión médica. En algunas partes del mundo no se vende efedra.

  • Boswelia: En un estudio doble ciego de personas con asma bronquial aguda, los participantes tomaron 300 mg de extracto de resina de boswelia o placebo tres veces al día durante seis semanas. Al concluir el estudio, la cantidad de ataques de asma fue significativamente menor en el grupo que tomaba el extracto de boswelia. Además, las medidas objetivas de la capacidad pulmonar también se incrementaron de manera importante gracias este extracto.

  • Coleus: En un pequeño estudio doble ciego se descubrió que una sustancia del coleus llamada forskolin reduce, al inhalarse, los espasmos pulmonares en pacientes asmáticos, en comparación con el grupo que tomó placebo. Es posible conseguir extractos de coleus estandarizados con 18% de forskolin, y puede ingerirse en dosis de 50 a 100 mg dos o tres veces al día. El extracto líquido puede tomarse en dosis de 2 a 4 ml tres veces al día.

  • Extracto de hoja de hiedra (Hederae helices): En un estudio controlado de un grupo pequeño de niños con asma bronquial, se encontró que 25 gotas de extracto de hoja de hiedra, administradas dos veces al día, incrementan la cantidad de oxígeno en los pulmones después de sólo tres días de uso. Sin embargo, la frecuencia de la tos y la falta de aire no cambiaron durante el corto periodo que duró la prueba.

  • Picrorhiza (Picrorhiza kurroa): La Picrorhiza resultó ser benéfica para los asmáticos en algunos estudios, aunque no en todos; se han utilizado dosis de 400 y 1,500 mg al día de Picrorhiza en polvo.

  • Tylophora (Tylophora indica, Tylophora asthmatica): Se han realizado estudios clínicos en humanos con distintas preparaciones de Tylophora, incluida la hoja cruda, tinturas y cápsulas. En uno de estos estudios se asignó al azar a 110 pacientes con asma bronquial para que recibieran una hoja de Tylophora (150 mg de la hoja por peso) o un placebo comparable, para que lo masticaran y tragaran diariamente, temprano por la mañana. Después de seis días, el 62% de los pacientes que consumió Tylophora informó haber experimentado un alivio de moderado a completo en sus síntomas de asma, comparado con el 28% de los integrantes del grupo con placebo. Además, cuando los pacientes fueron cambiados del grupo de placebo al grupo activo y viceversa, se observaron tendencias positivas similares, en las que el 50% del grupo de Tylophora y el 11% del grupo del placebo informaron de una mejoría en los síntomas. Estos efectos se han confirmado en otras pruebas controladas con placebo.

Una dieta más sana puede manejar mejor los síntomas de muchas enfermedades y encima aumentar la calidad de la vida en general. Con respecto a esta condición, los científicos han comprobado que comer más sano puede aliviar sus síntomas.

  • Dieta vegetariana total: Una dieta vegetariana total (sin productos animales) podría contribuir a una mejoría en los asmáticos, aunque se necesita más investigación para validar estos descubrimientos preliminares.

  • Limitar la ingestión de sal: La ingestión elevada de sal puede empeorar el asma, en particular en los varones. Por lo tanto se recomienda limitar la ingestión de sal en las personas con asma.

  • Evitar los alergenos alimentarios: Aunque la mayor parte de las personas con asma no sufre de alergias alimentarias, una alergia de este tipo no reconocida podría ser un factor agravante del asma.

  • Evitar los aditivos de los alimentos: Algunos asmáticos reaccionan a los aditivos de los alimentos, como sulfitos, tartrazina (colorante amarillo nº 5), aspirin y sustancias similares (llamadas salicilatos) que se encuentran en los alimentos.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

Aprenda más acerca de TraceGains, la compañía.

Aprenda más acerca de los autores de los productos de TraceGains.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de  Diciembre del 2021.

Copyright © 2021 TraceGains, Inc. Todos derechos reservados.

La información que se presenta en TraceGains no pretende nada más que informarle al consumidor con resultados interpretados de estudios científicos. A pesar de basarse en la investigación científica (humana, animal, o in vitro), en la experiencia clínica o en la observación de su aplicación en el uso tradicional, la información que se presenta en TraceGains y que se cita en cada artículo no pretende nada más que informarle al público. Además, es posible que no se logren los resultados presentados en todos los individuos. Enfermedades con peligro para la vida requieren tratamiento por prescripción facultativa y no se recomienda que intente curarlas sin que vigile un médico. Con respecto a muchas de las enfermedades discutidas, están disponibles medicamentos con y sin receta médica. Consúltese con su médico y/o farmacéutico para discutir cualquier problema de salud y siempre antes de utilizar cualquier suplemento o efectuar cualquier cambio con respecto a los medicamentos recetados que se toma. Esta información es válida hasta finales de Diciembre del 2021.